“Carême selecciona buenas materias primas a las que Jesús del Cerro aporta una elaboración natural, imaginativa y cuidada”

Tres ambientes en un lugar incomparable, con vistas al palacio Real de Aranjuez y al Jardín de la Isla